viernes, 30 de septiembre de 2016

BUSCANDO EL MONTE PERDIDO


De las dos opciones que se sugirieron en la preparación de la actividad, ganó por mayoría aplastante la opción de pasar la noche en Nerín y realizar al día siguiente la ruta, nada de madrugones extremos. Así que unos primeros y otros después, nos juntamos 14 personas en Nerín para rematar allí el Sábado, cenar, charrar, cervecear y a dormir.


El domingo 18, partimos con el bus a las 7.00h desde el pueblo de Nerín hasta Cuello Arenas, 8kms de pista forestal que nos dejaría a casi 2.200 metros de altitud. Una vez allí tomamos la senda que recorre llaneando toda la margen orográfica izquierda del cañón de Ordesa por su parte alta, momento que aprovechamos para realizar montones de fotografías al valle de Ordesa desde todas sus perspectivas mientras vamos avanzando.


Tras dos horas de caminata, llegamos al refugio de Góriz “unos por arriba y otros por debajo”, donde aprovechamos para comer y beber algo para afrontar la interminable subida hasta la cima. Vamos ganando altura poco a poco, con algunos pasos con cadenas donde hay que prestar más atención hasta que llegamos a la zona de bloques. En este punto volvemos a disfrutar del valle de origen glaciar como es el de Ordesa.


Cuatro compañeros se quedan en este punto y el resto continúan para llegar al ibón helado situado en frente del collado que hay entre el Cilindro de Marboré y Monte Perdido. A un paso de la cima, corroboramos la información que nos iban ofreciendo otros montañeros a lo largo del camino y la web de Góriz, la escupidera está totalmente cubierta de nieve helada debido al temporal de esa semana y se hace imprescindible el uso de crampones y piolet. Como hay compañeros que ni llevan crampones ni se los han puesto nunca, optamos por el lado de la prudencia y decidimos no subir. Tras comer algo y hacer unas fotos en el collado del cilindro, bajamos por el camino de subida hasta llegar al Góriz. En el refugio hacemos un poco de hora hasta las 20.00h que nos recoge el bus y con mucha tranquilidad vamos acercándonos a la parada mientras aprovechamos para seguir tomando fotos, grabar vídeos, tumbarnos en la hierba…


El valle de Ordesa y Monte Perdido, se mire desde donde se mire, es siempre espectacular.


Gracias por haber venido!



1 comentario:

  1. Fue un día espectacular! Y fresco! Hasta la próxima!

    ResponderEliminar